Tromso a tracción animal

Texto: Nathalie Pédestarres / Fotos : Santiago F. Fuentes

Tromso, día 2

Hoy hemos experimentado una parte de la diversidad locomotora que ofrece la región de Tromso. Conclusión: ¡me fío más de Elvis el reno que del Yaris de Toyota! También hemos conocido a unos cuantos personajes… atípicos.

Los dos machos de nuestro equipo de huskies

Siempre he sido un poco tonta con los animales… Mi familia solía burlarse de mi sensiblería “zoomórfica”. Es cierto que, en el parbulario, era la única que lloraba porque le habían rajado la barriga al pobre lobo para sacar la cabrita de Monsieur Seguin.

Así que, esta mañana, miro con recelo cómo Kim, de la agencia Tromso Adventure, ata a cinco huskies de Alaska (¡qué bien suena!) a un trineo donde Santy y yo nos vamos a subir. Pienso en el desayuno pantagruélico que ambos nos hemos metido entre pecho y espalda para aguantar varias horas con 5°C bajo cero… ¡Pesaremos como dos bloques de cemento! Pero los chuchos ladran, se rebozan en la nieve y menean el rabo sin cesar, impacientes por salir a correr por los paisajes en blanco y negro de Tamokdalen – a una hora y media de Tromso. En las cuestas, yo no puedo evitarlo: me bajo y empujo el trineo. Los perritos han visto el chollo: ahora, en cuanto sienten el mínimo esfuerzo, giran todos la cabeza mirándome expectativos:”¿qué pasa, tía, no vas a ayudar?”. Para cualquiera aficionado a los grandes espacios y a los animales, esta es una experiencia maravillosa. El trineo no es difícil de pilotar; tan sólo hay que evitar que se vuelque en las curbas, repartiendo el peso de  un lado al lado para equilibrar, y controlar la velocidad con el freno. Lo más grato es sin duda la relación con los animales: los perros de Tromso Adventures son cariñosísimos y dóciles. Nos quedaríamos más tiempo pero…

Descanso en Camp Tamok ("trucha" en dialecto Sami) de Tromso Adventures

…El tiempo sigue empeorando. Ahora cae una gruesa tormenta de nieve y tenemos que llegar en un tiempo récord al término municipal de Målselv donde Pål Knoph ha montado un fabuloso complejo de ocio y turismo llamado Snowman Resort para la práctica del esquí y deportes de nieve. Pål es un hombre de negocios atípico… Es un soñador, un humanista y un eterno adolescente como él mismo se define. Y seguramente por ser así le salen bien los negocios… En vez de hablarnos de los apartamentos y los chalets que alquila o de las instalaciones para el esquí o las actividades que ofrece en su resort, insiste en que conozcamos a Blåfar…

Penetramos en un extraño local, con pinta de desván de bruja, diseñado para los niños (todo es diminuto). Es el antro del Papa Noël Azul, “Blåfar” en noruego o el “Blue Nisse”, un personaje legendario inventado hace poco por la escritora y guionista noruega Gudny Hagen. El sitio tiene algo de irreal y mágico… En la entrada, nos recibe un ser de apariencia asexual con una sonrisa seráfica. Lleva una larga cabellera lacia y va vestido de azul. En una caseta de madera, nos topamos con una cara un poco inquietante, rojiza y llena de falsas pecas y con un terrible ojo a la birulé. ¡ Este es el Blue Nisse ! Nos lleva en trenecito en la reconstitución de una mina de muñecas, que cuenta toda la historia del Blue Nisse. Pål Knoph se ha gastado la friolera de 60 millones de coronas noruegas en la creación de este parque temático y sólo cobra unas 100 coronas (unos 2 euros) por niño por un día completo de recreo y espectáculo y con merienda incluida. Para ciertas cosas, Pål Knoph no busca necesariamente una rentabilidad pecuniaria …

Por eso también ha contratado a Ole Mathis Oskal y a su hijo. Ole Mathis es un ganadero Sami, uno de los pocos que todavía vive de la cría de los renos (sólo el 2% de la población total Sami de Noruega) y se gana un extra haciendo de Sami “turístico”.

Nos recibe en su “lavu” (tienda cónica) vestido con el atuendo típico hecho con pieles de renos y tejidos bordados con colores vivos. Nos ofrece un plato de “bidos”, una sopa con carne de reno muy rica antes de llevarnos por un paseo on Elvis, un viejo reno blanco y con cara de abuelete plácido que masca liquen. A pesar de la nieve espesa y pegajosa, Elvis tiene la pezuña segura y nos lleva, a gran velocidas, por el bosque de abetos negros, sorteando baches y placas de hielo. Para nosotros la noche cae y deberíamos emprender el camino de vuelta. En cuanto a Pål Knoph tenía una cita importante. Pero hay algún magnetismo en el lavu de Ole Mathis que hace que nos quedamos todos allí, en torno a la hoguera y las goteras. A Ole Mathis y a su hijo, les gustaría que la especulación inmobiliaria y los militares dejen de perturbar su tranquila vida nómada. “Los militares han matado un reno nuestro hace poco haciendo pruebas de tiro“, se queja el hijo de Ole Mathis. Tromso se ha convertido en un campo de maniobras para militares del mundo entero, contingentes de Rusia, Japón, China, Alemaña, Holanda… “El pueblo Sami no entiende de propiedad, nos explica Ole Mathis.

Es libre de ir y venir como le plazca en la naturaleza que es de todos“.Consideran que deben su existencia milenaria a las montañas, al agua y a los renos. Por lo tanto, piden que se respete y se protege la naturaleza y desempeñan, en este sentido, un papel educativo.

La noche ya ha caido sobre el lavu Sami. Tan sólo se ve el eterno halo crepuscular del horizonte polar. Es la hora azul a la que sale el “Blue Nisse” para ir a recoger la basura que los humanos se han dejado en la montaña. Nosotros cogemos la carretera bajo un torbelino de copos grandes como mariposas. En un abrir y cerrar de ojos, la carretera desaparece debajo de una gruesa capa blanca… El viento sacude el coche y el espesor de la nieve hace que las ruedas patinan. Aquí, una genuflexión admirativa para nuestro fotógrafo que ha sabido pilotar con maestría el Yaris de alquiler en estas condiciones extremas. Mañana más… y mejor.

Españoles en Tromso

Hoy nos hemos cruzado con una cordobesa que lleva ya 6 años viviendo en las afueras de Tromso preparando un doctorado. ¿Será la excusa? También nos hemos topado con un grupo de simpáticos madrileños que volvían, encantados, de un viaje de incentivo en y alrededor de Tromso organizado por la agencia Greenland Adventure “Hemos visto poca nieve”, se quejó una de las participantes. Con un mínimo de 2 metros en los sitios más despejados, algo pasa…

Itinerario del día

Salida del Radisson Blu de Tromso.

Desde Tromso coger la A8 en dirección a Nordkjosboth y luego la carretera 87 hasta ver una señal que indica Camp Tamok. Hay que contar 1h30 de trayecto.  Camp Tamok ofrece excursiones de invierno en trineos con perros, con renos o en scooters de nieve. Posibilidad de almorzar en el campamento.

Salida para Målselv siguiendo por la 87 hasta Skjold. Girar a la izquierda después de la gasolinera y seguir por la carretera 854en dirección de Olsborg. Atentos al cartel a la derecha que señala el Snowman Resort. El trayecto dura aprox. 1 hora. El Snowman Resort ofrece varios tipos de alojamiento: apartamentos y chalets enteros a pie de pistas. El resort organiza cenas con espectáculos y conciertos para su huéspedes. También tiene una central de reserva que cubre toda la comarca de Tromso.

Salida a Bardufoss y pernoctación en el Bardufoss Hotell. Hay que contar 1 hora.

Aqui puedes ver más fotos de Tromso en fototravel.net

Escrito por Santiago

2 comentarios

  • Alvaro dijo

    Impresionante: Vivimos donde vivimos y no se nos ocurre pensar que hay tantas formas diferentes de vivir. Y no lo dice el reportaje, pero tiene toda la pinta de que son FELICES, MUY FELICES.
    Lo peor: Que un engreido militar, solo por el hehco de tener un rifle, pueda matar a un Reno y olvidarse de que era una vida. !!!!!arggggggggg¡¡¡¡¡¡.
    Pero en cualqueir caso: Hay que ir algun día alli.

  • Alvaro dijo

    Impresionante: Vivimos donde vivimos y no se nos ocurre pensar que hay tantas formas diferentes de vivir. Y no lo dice el reportaje, pero tiene toda la pinta de que son FELICES, MUY FELICES.
    Lo peor: Que un engreido militar, solo por el hehco de tener un rifle, pueda matar a un Reno y olvidarse de que era una vida. !!!!!arggggggggg¡¡¡¡¡¡.
    Pero en cualqueir caso: Hay que ir algun día alli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whats New?

26 noviembre, 2013

Estabilizadores de imagen

Las vibraciones y movimientos indeseados, principalmente en las tomas de vídeo, son fenómenos que se pueden solucionar utilizando un estabilizador […]

21 noviembre, 2013

Por qué usar un flash externo

Alguna vez se te habrá ocurrido la siguiente pregunta: ¿qué más puedo hacer con un flash aparte de iluminar en […]

19 noviembre, 2013

Objetivo Samyang 24 mm

Un buen accesorio para la toma fotográfica es un lente gran angular, el cual permite imágenes de graqn calidad en […]

15 noviembre, 2013

El Flash en Retratos

El uso del flash en fotografía de retratos puede ser de gran ayuda para lograr tomas de diferentes estilos, ya […]

12 noviembre, 2013

Foto321com

En ocasiones pensamos que la fotografía se limita a tener una cámara con la cual tomar fotos en fiestas y […]

8 noviembre, 2013

YN 560 II y YN 560 III

Dos flashes de la marca Yong Nuo han ganado mucha aceptación gracias a su mejora en el software intuitivo asi […]

31 octubre, 2016

Consejos para realizar fotos de viajes

Consejos para realizar fotos de viajes Descubre cómo hacer fotos de viajes de una forma original y diferente. Estos sencillos […]

15 noviembre, 2011

De noche, desde el espacio

La Tierra vista desde el espacio, ya no es nuevo, pero si que lo és si la vemos de noche […]