La Casa del abuelo,Huertas. Madrid

Texto: Nathalie Pédestarres / Fotos: Santiago F. Fuentes

En Casa del Abuelo

La Casa del Abuelo es una de las pocas « casas de gambas » auténticas que quedan en el Madrid de los Austrias. Fiel a sus orígenes castizos, esta sencilla tasca familiar defiende la tradición del tapeo, de pie y sin remilgos.

Daniel Ruiz Walburger cuenta que, en los años famélicos de la posguerra, su abuelo luchaba a diario para encontrar algo de comestible que servir en la tasca familiar que, por aquel entonces, se llamaba La Alicantina (tras quedarse viuda, la bisabuela se había vuelto a casar con un alicantino). Un buen día, se fue al mercado sin mucha ilusión y encontró una caja de gambas, encallada allí por el azar de los abastecimientos. Nadie se había podido permitir el lujo… Entonces él compró la caja y sirvió las gambas a la plancha en el menú del día, pero con precio popular. No sabía, entonces, que acaba de sellar, a largo plazo, el éxito del negocio.

Hoy Daniel, uno de los actuales herederos de la Casa del Abuelo, nos recibe en la diminuta tasca, en el número 12 de la Calle de la Victoria. El nombre de la vía era casi predestinado… Fundada a principio de siglo 20, la Casa del Abuelo capeó el temporal de la guerra civil y luego de las décadas de los 80 y 90, años difíciles para el barrio que se quedó marginalizado y muy degradado. Los locales comerciales fueron cerrando uno tras otro, pero La Casa del Abuelo resistió. « Para nuestra madre, quien era la heredera del negocio, era muy importante que este patrimonio se quedara en la familia. Y nos transmitió este apego», dice Daniel. ¿Cómo pasó de ser La Alicantina a la Casa del Abuelo ? Sencillo. En La Alicantina, se servía un vino dulce o vino « de chateo » (saturado de azúcar para que se conservara) llamado « del abuelo ». Los parroquianos solían invitarse a « tomarse un abuelo » por contracción, y unos bocadillos que eran la especialidad de la casa en aquella época.

Hoy, la gamba sigue siendo el plato estrella del local y su imagen de marca. En la entrada del local, un camarero va depositando con delicadeza una guindilla en cuenquitos de barro llenos de aceite hirviendo : ¡ gambas al ajillo ! Pero las hay también a la plancha, en gabardina, en croquetas, en banderilla… Este último es la versión moderna de la gamba vista por la nueva generación de dueños de La Casa del Abuelo : con rebozado de pan y cereales. « Hoy tenemos un conflicto, dice Daniel. La gamba a precio popular era del tiempo del abuelo. Pero ahora, es difícil mantener esta relación calidad precio ». La gamba no se puede criar en piscifactorías y la pesca intensiva amenaza su supervivencia. La rareza del producto incrementa inevitablemente su coste… Pero

Daniel no se rinde. Sigue buscando la gamba rosa de Palma de Mallorca, la blanca de Huelva y la roja de Garrucha que entra en la preparación de las croquetas.

Hace un año, innovó introduciendo el cangrejo real ruso, el famoso chapka. Le salió bien el invento : « la gente vuelve a la tradición. Ha probado cosas nuevas por allí pero se ha cansado y viene a por lo de toda la vida ».

Y es cierto. A la 1, el local empieza a llenarse. En las típicas mesitas de tapeo con tablas de mármol, el camarero coloca los cuencos de barro y la nueva versión del « vino del abuelo ». « Compramos un pequeño viñedo de Toro, con cepas muy antiguas. Buscábamos un vino más actual para los demás Casas del Abuelo que hemos abierto estos últimos años. Nos gustó esta pequeña D.O. cercana a Portugal por sus variaciones climáticas extremas que dan carácter al vino ».

Para defender y reactivar la tradición del tapeo madrileño, la Casa del Abuelo se juntó hace 3 años con otras tascas históricas (Casa Alberto, en el barrio de Huertas, la Taberna de Antonio Sánchez…) para formar la Asociación de Restaurantes y Tabernas Centenarias. Editan un boletín de noticias, participan a ferias y eventos promocionales, montan exposiciones y han creado un « Club de Vinos » exclusivo.

De la casa madre en la calle de la Victoria también han salido « retoños » : la Casa del Abuelo se encuentra también en la calle Goya, 57 y en la calle Nuñez de Arce, 5.

¡Un brindis para el abuelo !

La Casa del Abuelo

– C/Victoria, 12. 28012 Madrid

– C/Goya, 57

– C/Nuñez de Arce, 5

Tel. atención al cliente: 902 02 73 34

Más fotos de Casa del Abuelo, tabernas, bares de tapeo en el barrio de Huertas, Madrid

Escrito por Santiago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whats New?

26 noviembre, 2013

Estabilizadores de imagen

Las vibraciones y movimientos indeseados, principalmente en las tomas de vídeo, son fenómenos que se pueden solucionar utilizando un estabilizador […]

21 noviembre, 2013

Por qué usar un flash externo

Alguna vez se te habrá ocurrido la siguiente pregunta: ¿qué más puedo hacer con un flash aparte de iluminar en […]

19 noviembre, 2013

Objetivo Samyang 24 mm

Un buen accesorio para la toma fotográfica es un lente gran angular, el cual permite imágenes de graqn calidad en […]

15 noviembre, 2013

El Flash en Retratos

El uso del flash en fotografía de retratos puede ser de gran ayuda para lograr tomas de diferentes estilos, ya […]

12 noviembre, 2013

Foto321com

En ocasiones pensamos que la fotografía se limita a tener una cámara con la cual tomar fotos en fiestas y […]

8 noviembre, 2013

YN 560 II y YN 560 III

Dos flashes de la marca Yong Nuo han ganado mucha aceptación gracias a su mejora en el software intuitivo asi […]

31 octubre, 2016

Consejos para realizar fotos de viajes

Consejos para realizar fotos de viajes Descubre cómo hacer fotos de viajes de una forma original y diferente. Estos sencillos […]

15 noviembre, 2011

De noche, desde el espacio

La Tierra vista desde el espacio, ya no es nuevo, pero si que lo és si la vemos de noche […]